¿Y para dónde va la comunicación personal?

La tecnología actual nos ha acercado más a otras culturas, tenemos mayor acceso a la información y la posibilidad de comunicar a otros lo que vemos, ya sea a través de un tweet, una fotografía en Instagram, un estado en Facebook, y otros miles de medios sociales, que no paran de crecer.

Pero, ¿qué pasa con la comunicación personal?, ¿la que establecemos día a día? A veces estamos tan sumergidos que no nos fijamos en la persona que tenemos al lado o peor aún, ignoramos momentos por estar pendientes de lo que pasa en el mundo digital.

Es por esto que muchas empresas han ideado campañas y planes de negocio creativos para darle importancia a la interacción cara a cara, a retomar aquellos espacios que hemos dejado atrás, a volver a las conversaciones, la unión y la diversión.

En esta entrada comparto cuatro campañas que fomentan la comunicación personal entre amigos, familiares, transeúntes y, por supuesto, la marca.

El anulador de teléfono de Polar

Y para  retomar las conversaciones con los amigos en los bares, la empresa brasilera inventó el anulador de celular. Un curioso artefacto que impide utilizar los equipos en lo bueno de la fiesta.

Milka en su cadena de ternura

La empresa de chocolates argentina Milka instaló una maquina de dulces que podía ser activada solo si se tocaba una vaca que se encontraba a unos metros de distancia. La campaña llamada “Cadena de ternura” esperaba unir y fomentar el trabajo en equipo entre los transeúntes. La persona que quería ganar un delicioso chocolate debía apoyarse de dos personas más para lograr su objetivo. La activación fue realizada David The Agency.

El hostel bar contra el phubbing

Para los que no saben qué es phubbing, es una práctica que consiste en el acto de menospreciar a quien nos acompaña al prestar más atención al móvil u otros aparatos electrónicos que a su persona, de acuerdo con la revista Muy Interesante.

Ante esta situación, Macanudo Hostel Bar realiza una iniciativa para fomentar las comunicación personal en donde sus clientes tienen la oportunidad de alejarse de la tecnología y conversar con sus amigos. Mientras están en el lugar, los clientes dejan el celular en unos vasos de vidrio. Según Francisco Walker, uno de los dueños de Macanudo, la idea “podría interpretarse como una protesta al incesante e irreflexivo uso de los teléfonos durante reuniones sociales. Pero también reconoce una nueva realidad y pone a prueba nuestra voluntad 2.0”.

Acá algunas imágenes del sitio desconectado.

Salve Jorge Bar y su vaso anticelular

Uno de los propósitos de Salve Jorge Bar es que sus clientes charlen y pasen un buen rato con sus amigos, por lo que idearon un vaso llamado “Offline Vase”. El artefacto solo puede equilibrarse cuando lo sujetas con un celular. La innovación fue desarrollada por la agencia Fischer & Friends. ¡Más offline menos online!

Vía: Marketing Directo, Informa BTL, Muy Interesante, La Voz del Interior 

Anuncios

5 comentarios en “¿Y para dónde va la comunicación personal?

  1. Excelente post Elizabeth, “directo a la vena” como decimo en Ecuador, la activación de Milka me pareció espectacular, de regreso a los valores y a las emociones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s